Sobre nosotros




Relación de la escritura y la fotografía con la cultura.

Por una parte está la fotografía, siempre tan importante, que consigue capturar y detener momentos en el tiempo haciendo posible su recuerdo. Por otra parte está la escritura que nos ayuda a expresar lo que a veces no tenemos valor de decir en voz alta.

Es imposible no relacionar ambos términos con la cultura. La escritura trajo consigo el inicio de la historia, mientras la fotografía revolucionó el mundo. Podría decirse que ésta última sería la evolución tecnológica que ha transcurrido desde la pintura, hasta la era digital en la que encontramos herramientas como Photoshop. Aunque la fotografía era más sincera. Por ejemplo, trasladémonos a la Edad Media o al mismísimo imperio romano, si tu deseabas un retrato, como pagabas, podías pedir (o exigir) que te pintaran la nariz más pequeña o los ojos más grandes. Pero en sus inicios, la fotografía no fue así, ya que la realidad se capturaba en un momento determinado, tal cual era.

En cambio, ahora el conocido Photoshop y los filtros "contaminan" la pureza  de las imágenes. La escritura, sin embargo, dependiendo de quién la escriba, será más sincera o más irónica. A pesar de la sinceridad de las palabras, la pureza de las imágenes o la falta de ellas, ambas artes son muy importantes para la cultura (quizás imprescindibles), ya que son un valioso medio con el que poder conservar nuestras raíces y nuestra historia.

¿De dónde viene el nombre?
El nombre de nuestro proyecto, 'La dialéctica de las imágenes' procede de la creación de dos autores que investigaron los campos de la cultura y de los medios de comunicación. Se trata de Horkheimer y Adorno, quiénes pertenecen a lo que se considera "Teoría Crítica de la Comunicación".

Ambos autores, consideraban que el núcleo de esa teoría crítica, se encontraba en lo que ellos llamaban 'Industrias Culturales'. El término apareció por primera vez en la Dialéctica de la Ilustración, libro en el que se ilustraba la transformación del proceso cultural en su contrario, sobre la base de análisis de fenómenos sociales característicos de la sociedad americana entre los años 30 y 40.

Tomando esta reflexión como punto de partida, consideramos que la literatura y la fotografía cuentan con su propio lenguaje, con su propia forma de organizar sus elementos, en definitiva, con su propia dialéctica. No obstante, no se deben entender como campos opuestos, sino que deben ser comprendidos como campos del saber que se complementan y la virtud reside en ello, en complementarse las imágenes con las palabras.

¿Quién hay detrás de 'La dialéctica de las imágenes'?
El proyecto de 'La dialéctica de las imágenes' surgió tras la unión de ideas de dos estudiantes. A Mónica, estudiante de Periodismo, le apasionaba la escritura, mientras que Cristóbal, estudiante de Comunicación Audiovisual y Motion Pictures, descubría en las imágenes una nueva forma de comunicación.
 
                            @monicasmenero                                       @CristoobalGM