13 de abril de 2017

Día Internacional del beso ¿Por qué hoy?

Hoy, 13 de abril, se celebra el Día Internacional del beso como conmemoración del beso más largo que duró 46 horas. Este récord solo se ha visto superado por la misma pareja que lo batió. Actualmente, el beso más largo de la historia duró 58 horas, 35 minutos y 58 segundos.
Es el día perfecto para recordar los besos emblemáticos para el ser humano. Aquí repasamos cuatro besos muy conocidos a nivel mundial.
 
Fotografía de Alfred Eisenstaedt.

Puede que El beso en Times Suquare del marinero y la enfermera sea el beso más conocido en todo el mundo. La historia detrás de la foto es curiosa, pues los protagonistas no se conocían pero, ante la euforía por el fin de la II Guerra Mundial, se besaron para celebrarlo. 

Alfred Eisenstaedt, autor de la fotografía, lo relató:En Times Square durante el día de la victoria, vi a un marinero a lo largo de la calle que agarraba a todas y cada una de las chicas que se ponían a su alcance. Tanto si pudieran ser su abuela, fueran altas, delgadas o viejas, no hacía distinción. Fui corriendo atrás mirando por encima del hombro con mi Leica pero ninguna de las tomas que hacía me agradaba. De repente, como un destello, vi algo que se me grabó. Me di la vuelta y capturé el momento justo en que el marinero besó a una enfermera. Si ella hubiera llevado un vestido oscuro jamás me habría dado cuenta. Nunca habría disparado la toma, o si el marinero hubiera llevado uniforme blanco, lo mismo. Realicé cuatro tomas. Fue en apenas unos segundos.”

 
 Fotografía de Régis Blossu

El beso entre el líder soviético Leonid Brezhnev y el líder de la República Democrática Alemana (RDA) Erich Honecker se saltaron dicho protocolo durante el trigésimo aniversario de la RDA, no dejó indiferente a nadie. El beso de 1979 acabó convirtiéndose en un icono al ser plasmado en el muro de Berlín. Breznev bromeaba, posteriormente, sobre Honecker: “Como político es una basura… ¡Pero qué bien besa!”.

 
Fotografía de Robert Doisneau.

El beso del Hotel Ville (París) de 1950, entre la actriz francesa Françoise Bornet y su novio Jacques Carteaud. Esta imagen no está libre de controversia puesto que no fue un instante decisivo sino una instántanea preparada. La fotografía parisina se ha convertido en la imagen más vendida de la historia. 

 
El beso de Gustav Klimt.

El beso puede que sea la obra más conocida de su autor; Gustav Klimt. En el cuadro se representa a una pareja en la intimidad. La pintura fue vendida en 1908 cuando el autor no lo había finalizado y fue el que dio inició a la época dorada de Klimt. El beso sigue impresionando a quien lo visita, entre otros al periodista Adrian Brijbassi que escribió: "El beso de Gustav Klimt supera las expectativas (...) hace lo que se supone que una gran obra de arte debe hacer: Mantener tu mirada, hacer que admires sus cualidades estéticas al tratar de discernir lo que está más allá de sus aspectos superficiales."

No hay comentarios:

Publicar un comentario