1 de abril de 2017

¿Demasiado buena para qué?


 
(Marc, Merli)


"Eres increíble, no me arriesgaría a perderte como amiga"

Para ti eso será un halago; eres demasiado buena. Pero para ella es una prueba de tu falta de coraje. Eres demasiado cobarde como para arriesgarte. Lo que se puede traducir como: no me gustas suficiente o te quiero pero no tanto como para tomar riesgos, no vaya a ser que salga mal y me quede sin una persona que me aguante todo sin reprocharme.

En ambos casos, el problema eres tu, no ella. Porque tus palabras dicen una cosa pero tus acciones no saben que decir. ¿En serio eres tan superficial que prefieres a una chica que no te entienda, comprenda ni escuche a una que si lo hace, por su apariencia? Lo siento colega.

 
(Tania, Merlí)

Lo siento en lo más hondo. Me das lástima. Porque el que pierdes eres tu, ella sale ganando. Porque se libra de un cobarde, se libera de su embrujo y descubre lo que le conviene. Eso sí, si al final te sientes valiente, intenta que no sea tarde (aunque empieza ya a serlo).

Y si llegas tarde, luego no vayas llorando por las esquinas que no te quieren o que no te saben valorar. Solo será el tiempo devolviéndote tus acciones como un boomerang.

No hay comentarios:

Publicar un comentario