31 de julio de 2014

Bajo los rayos del mismo sol

Usuario o contraseña incorrecta. Usuario o contraseña incorrecta. Marisa se desesperaba cada vez que salía ese mensaje en la pantalla de su ordenador. Era el único momento de la semana en el que podía ver a su novio. Marisa se había ido hasta Varsovia (Polonia) para estudiar su tercer curso de Criminología. Mientras tanto, Albert (su pareja), continuaba trabajando en el taller de Cullera. Empresa en la que trabajaba junto a su padre y sus primos desde que acabó el instituto.

Los dos estaban muy separados, pero ese momento en el que hablaban a través de webcam, se convertía en un momento mágico, lleno de amor, en el que ambos se encontraban muy cerca. Hablando de momentos, no podemos olvidar el día en el que Marisa le habló a través de una aplicación para smartphones, en la que le hablaba a Albert de la calor que hacía aquel día. Él decidió enviarle una foto del sol de Cullera y se dieron cuenta de que era el mismo. Es decir, aunque estaban tan lejos, los dos sentían que estaban bajo los rayos del mismo sol.

30 de julio de 2014

El marinero de Midas.

Íbamos siguiendo al guía a la espera de una nueva explicación.
Ya nos había explicado que le pasó al propietario de la taberna de
la calle anterior. También nos contó la historia de la panadería Centeno. Pasamos por esta calle y con aquella otra. El guía seguía sin decirnos a donde nos dirigíamos o que íbamos a ver.
No sé si os he dicho que nos había tocado el guía más serio, seco y
antipático. Ya no podíamos hacer nada.
Seguimos andando sin saber nuestro destino cerca de una hora. Algo cansados decidimos preguntar al malcarado guía si quedaba mucho trayecto. Nos contestó con un simple “NO”.Tras la negativa del malhumorado hombre, quedamos en seguir diez minutos más y si no, apañarnos por nuestra cuenta. Entonces, doblamos una esquina y vimos una figura dorada al final de la calle. Esa figura nos llamó la atención a todos y por lo visto era a donde nos llevaba el guía. Cuando llegamos allí, el guía se detuvo, nos miró y empezó a explicarnos:
- Esta estatua se llama El marinero de Midas. Supongo que todos conoceréis la historia del rey Midas, quién convertía en oro todo lo que tocaba. El rey tenía un amigo que era Marinero y se llamaba James. Un día Midas tuvo un accidente y cayó a un profundo pozo, su amigo James iba con él y intentó ayudarle. Pero en medio del bosque no encontró nada que permitiera sacar a su amigo de las profundidades de aquel agujero, por lo que decidió darle la mano para subirlo. Midas sabiendo lo que podía llegar a pasar se negó de inmediato a recibir tal ayuda. Pero su amigo no consentía dejarlo allí tirado, así pues, le dio la mano y consiguió sacarlo del negro pozo. El joven marinero no se había convertido en oro y el rey no cabía en sí de gozo. “¿Sabes que podrías haber acabado convertido en una estatua de oro?” le preguntó. Y su amigo le respondió “Si, lo sabía, Pero no hubiera podido vivir feliz sabiendo que tu habías muerto ahí sin que yo hiciera nada.”

Los dos muchachos fueron amigos toda la vida y cuando la nave donde viajaba el marinero naufragó. Midas mandó hacer una estatua de su fiel amigo y la convirtió en oro para que todos supieran que el corazón de su amigo fue siempre su mayor tesoro.

29 de julio de 2014

Un relato de fantasía

Esta es una historia de fantasía, por lo que como en toda historia de fantasía, el escenario es un pequeño mundo imaginario. Un mundo en el que habitan unos pequeños seres vivos, que en el mundo de los seres humanos se suelen llamar por el nombre de 'insectos'. Estos, viven a la merced de que las gotas de lluvia hagan crecer las plantas. Plantas que se convierten en sus hogares, en sus alimentos y en sus refugios.

La historia de hoy la protagonizan una hormiga, un bicho-palo, una mosca y un caracol. Los cuatro estaban cansados de que los grillos los atormentaran comiéndose sus cultivos y haciéndoles la vida imposible. Por ello, decidieron ir en busca de aventuras libres, sin nadie que les dirigiese.

Todo fue perfecto, hasta que un día el caracol se cayó de un pequeño hongo, lo cuál hizo que se le rompiese una de las dos antenas. El resto de integrantes del grupo empezó a reírse de su pequeño defecto, lo cuál hizo que el caracol se entristeciera. Por si fuera poco, el resto de insectos decidieron abandonarlo una noche, ya que suponía un retraso para el resto del grupo.

Sin ganas de vivir, el caracol vio el cartel de una oruga que se dedicaba a la magia. En ese momento pensó que la maga podría hacerle recuperar su preciada antena y que los que habían sido sus amigos, le volvieran a aceptar en su grupo. Pero la oruga al escuchar la historia del pequeño caracol, no quiso recuperar su antena, sino que decidió premiarle. Había transformado el cuerpo del caracol en puro oro y en un gran diamante que relucía a kilómetros.

Gracias a esto, muchos insectos se acercaban al caracol impresionados por su aspecto físico, pero de este modo, el caracol pudo elegir quiénes debían ser sus verdaderos amigos.

28 de julio de 2014

La joven de Esparta, Cristina Rodríguez.

SINOPSIS. 

El deseo de vengar la muerte de su hermano lleva a Thyia, joven ciudadana de Esparta, a unirse al ejército como sirviente de Anaxágoras, intrépido guerrero al que odia con toda su alma, ya que lo cree culpable de esa muerte.

Disfrazada de muchacho se introduce en un mundo vedado para las mujeres, y al servicio de su amo, llega a conocerle desde otra perspectiva mucho más favorable. Thyia participa en la batalla de las Termópilas, donde Anaxágoras es secuestrado y esclavizado. Siempre bajo su disfraz, Thyia empieza una búsqueda para llegar al hombre que del que se ha enamorado y por el que está dispuesta a correr mil aventuras.







OPINIÓN PERSONAL.

Esta novela nos transporta a la antigua Grecia, donde Esparta está llena de conspiraciones y desafíos. Durante una semana he vivido en Esparta junto a Thyia. Se puede resumir este libro diciendo: Las apariencias engañan, no es oro todo lo que reluce. Yo creo que la autora ha sabido reflejar muchos temas de la época en poco más de 500 hojas. Sinceramente me ha sabido mal que terminara, como suele suceder cuando un libro te engancha de esta forma. 

A parte ha sido muy curioso como la escritora ha querido pedir perdón a los personajes que ha usado, porque los ha ajustado a su modo. Pienso que ese gesto dice mucho de ella, sobretodo me he quedado con las últimas dos líneas: “¡Perdón, Historia! ¡Perdón, Memoria! ¡Perdón, Tiempo! Perdón a todos vosotros que me habéis dado tanto...”


También, me ha facilitado la lectura el glosario que hay en la parte final del libro, donde están explicados muy bien los términos griegos que han sido nombrados. Cuando terminé el libro, busqué por Internet información sobre la novela y reseñas y todas las reseñas decían y expresaban como me sentía yo en ese momento. Esta historia me ha dejado sin palabras.

@monicasmenero





27 de julio de 2014

Magnum 9 11, Thomas Hoepker

Magnum 9 11(2001)
La fotografía realizada por Thomas Hoepker, muestra el horror vivido por los ciudadanos estadounidenses que conmocionó al mundo entero, en el que se muestra el ataque terrorista contra las torres gemelas.
El propio fotografo, rechazó la imagen en un principio, alegando "No la autocensuré, no me gustaba". Es decir, Hoepker creía que con esa toma había fracasado en la cobertura de los ataques terroristas, ya que no reflejaba el drama vivido por los ciudadanos.

La principal razón por la que al fotógrafo no le gustaba la imagen era porque se diferenciaba del resto de fotógrafos, quiénes la mayoría fotografiaron el derrumbamiento de las torres y no a las personas que allí se encontraban.

No obstante, cinco años más tarde del atentado, repasando sus fotografías para una retrospectiva, volvió a analizar la imagen y entonces le pareció mucho más interesante.  Con todo esto, la publicación de esta fotografía estremeció a todos los Estados Unidos, así como reflejaba la indiferencia de algunas personas ante las amenazas terroristas.

OPINIÓN PERSONAL.
Personalmente, no estoy a favor de que se muestren en la prensa fotografías que puedan atentar contra los derechos de honor o derechos de imagen de los afectados por cualquier atentado u accidente. No obstante, considero que esta imagen representa claramente unos valores, una filosofía de vida por la que se mueve el mundo entero. Los conflictos bélicos o los atentados terroristas, no paralizan el mundo. Sigue habiendo vida, y aunque muchas personas recuerdan con dolor estos hechos, siguen sus caminos. Lo primero que me llama la atención de la fotografía es el hecho de que las personas retratadas representen distintas clases sociales, pues así lo muestran sus estilismos. Pero sin duda, destaca que estén tan tranquilos, mientras la mayoría del mundo se paralizó para poder atender a los medios de comunicación y conocer lo que estaba pasando. La proporción de pesos, aunque parezca realizada de forma instantánea, muestra un equilibrio gracias a los árboles, así como nos muestra profundidad de campo al poder divisar la ciudad y el derrumbe de las torres, en el final de la imagen. Con todo esto, solo puedo decir que es una de las fotografías que captan un momento importante de la historia socio-política y que refleja un instante que marcó el curso de la vida de millares de personas.

Os dejo con un vídeo en el que aparecen algunas fotografías de Thomas Hoepker.


El microrrelato de la semana: Semana 3

Última semana de nuestro particular concurso de microrrelatos. Como os comentamos hace una semana, se ha mejorado la pestaña 'El microrrelato de la semana',  para que podáis enviarnos vuestros microrrelatos desde un smartphone o tablet. Esta es la última semana del mes, por lo que el día 1 de Agosto, podréis votar por uno de los tres microrrelatos ganadores. Dicho esto, pasamos a desvelar el microrrelato ganador de esta semana...


"Soy mejor que mi vecino" por Hest Fernández

Nos contradiríamos a nosotros mismos si negáramos no haber hecho o pensado en alguna ocasión, que en esta vida lo prioritario es llegar a ser alguien importante, tener un buen coche, un gran chalet, un sueldo generoso a finales de mes y ser mejor que tu vecino.
Unos lo consiguen, algunos lo consiguen aparentar y otros lo intentan.

Yo simplemente giro la cabeza para ver algo diferente, algo que pocos ven. 
Y los veo a ellos, a esa gente enferma y discapacitada, la cual es feliz así, tal como es, sin necesitar nada de lo anterior para serlo. Y que a pesar de su estado siempre tienen una sonrisa para ti.
Es entonces cuando les miro fijamente y en ellos encuentro mi cochazo, mi gran chalet, ese sueldo generoso a fin de mes y me siento alguien importante. Y en ese instante es cuándo pienso : " Soy mejor que mi vecino".

26 de julio de 2014

No se puede dejar de vivir.

Ella corría, el corría también, persiguiendola por el desierto sendero. Ella aterrada y deseperada no sabía a donde dirigirse, a donde huir.
Tras la imensa persecución y creyendo que lo había despistado, se apoyo en el tronco de un árbol a recuperar el aliento. No sabía que cuando levantara la mirada, lo encontraría de frente, mirándola con gesto burlesco. Ahí frente a ella se hallaba su miedo.
Su miedo a decir, a hacer, a lo nuevo. Había intentado huir de él, escapar. Sin embargo, él había logrado localizarla y acorralarla en un lugar deshabitado y lúgubre. En ese instante, la muchacha se rindió ante sus temores. Su lucha había finalizado.
Y es que el miedo es un problema que tenemos todos al nacer. Algunos logran dejarlo atrás en un simple instante, otros con los años y otros se dejan atrapar por él. Pero no se puede dejar de vivir por miedo a la vida.

25 de julio de 2014

Cuando se apaga la luz

Cuando se apaga la luz solo la almohada es testigo de lo que pasa por mi cabeza. Hay ocasiones que intento mantener la mente en blanco a pesar de toda la negror que hay. Intento que todos los problemas por los que paso, se evanezcan  y desaparezcan de mis sentidos. Pero otras veces es muy difícil mantener la mente en blanco y recuerdo quién soy, cuáles son mis objetivos y adonde quiero llegar.

Otras muchas veces pienso que si fuera el monstruo de debajo de la cama, aprovecharía ese instante para atacar, para hacer que la oscuridad se convierta en el temor. Temor por estar encerrado en un espacio en el que no sabes por donde caminar, ni sabes donde está la clavija de la luz.

 Pero nada más lejos de la realidad, cuando se apaga la luz, intento iluminar un poco mis días, los días de mi gente. Intento ,que aunque los malos momentos afecten, que todos los que me rodean se sientan un poco más a gusto.

 Pues pienso, que cuando se apaga la luz, todos debemos encender esa pequeña luz interior que ilumina la sonrisa de nuestros seres queridos, ya que no hay nada más bello en este mundo, que hacer felices a los demás.

23 de julio de 2014

Entre mundos

Era un día como otro cualquiera para Gonzalo, un joven profesor de música. Madrugó, desayunó y se fue hacía su lugar de trabajo. Esa semana estaban estudiando la edad media. Sus explicaciones sobre juglares, clérigos y feudos se perdían entre las charlas y notas que intercambiaban sus alumnos clandestinamente.
Sonó el timbre y se dirigió a la biblioteca que había en el centro. Rebuscó entre los estantes de libros olvidados, observando unos cuantos hasta que vio uno encuadernado de color morado.
Este libro tan singular le llamó la atención de una forma extraordinaria. En la portada decía "El libro mundial." Gonzalo pensó que era un título un poco raro.
Lo abrió y leyó: "Todos los mundos que existen y estan por existir se encuentran en este libro. Una persona puede escapar de su mundo a otro. Los pasos a seguir son fáciles: cierre los ojos y piense en el mundo al que quiere visitar." pasó la página y en la introducción ponía: "Una persona puede escaparse a un mundo virtual, imaginario, pasado, presente, futuro, a la nube, al limbo, al séptimo cielo, un mundo mágico, fantástico... "
A Gonzalo le hizo gracia, cerró  los ojos y antes de pensar donde quería ir, se coló en sus pensamientos el tema de su clase anterior: La Edad Medieval.
El joven profesor no sintió ningún cambio en el ambiente, por eso, abrió los ojos y se encontro dentro de las murallas de un castillo, la gente vestía con ropa de época. Él se miró a ver si sus ropajes seguían siendo los mismos, pero no, no lo eran, iba vestido de bufón.
Gonzalo cerró los ojos y pensó en otro sitio, abrió los ojos para ver que estaba en una aldea donde sus habitantes no medían más de un metro.
Desde ese momento, se convirtió en un viajero del tiempo. Y el secreto de viajar en el tiempo pasó de generación en generación por su família.

22 de julio de 2014

Campanas de boda

Hacía 320 días que Paco le pidió matrimonio a Maribel, pero tan solo faltaban dos horas para que ese esperado momento llegase a sus vidas.
Aunque la tradición manda que los novios deben dormir separados o tendrán mala suerte, ambos decidieron hacer caso omiso a tal profecía, ya que llevaban viviendo juntos desde hacía cinco meses. Quizás se equivocaron, pues el día ideal que imaginaban no empezaba a ser lo que era.

Maribel se despertó alterada, según ella debía estar a las 10 de la mañana en la peluquería. ¿Que es lo que sucedió para que Maribel se alterase? La noche anterior, era la noche del cambio de hora y se le olvidó completamente. Por este motivo, llegó una hora tarde a la peluquería. Por su parte, Paco tenía que recibir un paquete en el que llegaba su traje, pero los de la tintorería debieron confundir los encargos y en lugar de su querido frac, recibió un conjunto de traje-chaqueta azul cielo con flores estampadas. Como no tenía otra opción, decidió ponerse ese conjunto.

Tras una hora y cuarto de agujas que se le clavaban por doquier y de pinzas que le estiraban hasta los pelos de las pestañas, Maribel consiguió salir de aquella peluquería, no antes sin llevarse el olor a pelo quemado que provocó un simple descuido de la peluquera.

Como motivo de agradecimiento por la invitación, el jefe de Paco decidió pagarles un carruaje de caballos que les acercaría a la Iglesia. Maribel tenía tantas ganas de llegar al santuario que quiso subir la primera, pero al apoyarse mal en el carruaje, cayó sin remedio sobre las heces de los caballos. Aunque aquel día empezaba a convertirse en un pequeño infierno, ambos estaban decididos a escuchar aquellas campanas de boda que parecía que nunca llegasen a sonar...

21 de julio de 2014

Signal, Jhon Stanmeyer

Signal (2013)
La fotografía tomada por Jhon Stanmeyer el 26 de febrero del 2013, nos muestra (aunque a primera vista no se identificarían), las siluetas de ocho inmigrantes africanos que intentan captar una señal telefónica del Estado cercano, Somalia.

De este modo, intentan tener alguna forma de contacto con sus familiares. Este lugar fotografiado es uno de los más populares entre los emigrantes que buscan una vida mejor, que buscan un nuevo futuro en Europa y en el Oriente Medio.
Esta fotografía se ha convertido en la imagen ganadora del popular concurso de fotoperiodismo 'World Press Photo' en su edición del 2014, consiguiendo con ello, el primer premio de la categoría individual.

El fotógrafo se inspiró en sus propias vivencias, afirmaba que "Pasé un mes conduciendo y caminando a través de Etiopía y acabé en Djibouti (lugar en el que se tomó la instantánea) , y recuerdo hablar con el escritor Paul Salopek en la playa del Mar Rojo, donde irónicamente, hacía 60.000 años, había un puente de tierra que permitía continuar con el camino. En cambio, hoy en día existen otros medios de conexión, como por ejemplo la telefonía móvil. Yo caminaba por la playa de Djibouti en busca de cosas que fotografiar y recuerdo ver a toda esa gente allí. Le pregunté a mi traductor qué estaban haciendo. Ellos se dedicaban a lo que se llama 'capturar señal'. Es decir, ellos trataban de obtener una señal para poder hablar con sus seres queridos. ¿Cómo puede la migración ilustrarse hoy en día de forma más realista que esto?"

OPINIÓN PERSONAL.
Ponerme a opinar una fotografía que ha sido seleccionada de entre 5754 fotógrafos de 132 países diferentes no es una tarea nada fácil, no obstante voy a intentar hacerlo de la mejor manera posible. Lo primero que me llama la atención es que se trata de un contraluz, de modo que aunque no podamos reconocer o identificar el rostro de los sujetos fotografiados, sí podemos afirmar que se tratan de seres humanos, pues la silueta así lo permite afirmar. Por ello, es una imagen que no solo puede identificarse con las personas africanas, sino con el resto de nacionalidades. Personalmente, creo que plasma como la migración es uno de los hechos más populares por así decirlo de los últimos tiempos ya que así lo muestran los medios de comunicación. Es destacable la tonalidad azulesca que muestra la imagen, que aunque muestra frialdad, también ayuda a centrar la visión en las siluetas de los retratados. En el otro lado de la moneda, tenemos ese cambio cultural/tecnológico que se ha producido en los últimos años. El veloz desarrollo de las TIC, ha hecho que fronteras que antes se materializaban en simples puentes de tierra, ahora se conviertan en barreras tecnológicas, mucho más fáciles de traspasar. Por último, cabe señalar que otro de los aspectos que refleja la imagen es ese 'sobreuso' de teléfonos móviles y nuevas tecnologías. Estas últimas, han alcanzado dimensiones tan grandes, hasta el punto de condicionar situaciones diarias o laborales, así como han generado que lleguemos a lo que se conoce como 'saturación icónica', es decir, esa saturación producida por miles de imágenes que representan lo mismo. Espero que disfrutéis con esta instantánea.

Os dejo con un vídeo que muestra algunas de las fotografías ganadoras del 'World Press Photo'


¡Valora esta fotografía en la siguiente encuesta!

Jane Eyre, Charlotte Bronte


 SINOPSIS.

Jane Eyre de Charlotte Brontë es considerada una de las mejores obras de la literatura inglesa. A pesar de su marcado toque romántico, es una novela que en el momento de su publicación fue tachada de controvertida y revolucionaria. No obstante, a lo largo de la novela se refleja una crítica hiriente a una sociedad rancia y un canto a la valentía y al amor. Una historia de amor e intriga en la Inglaterra del siglo XIX.

Novela romántica gótica basada en vivencias autobiográficas y firmada bajo el seudónimo de Currer Bell.



OPINIÓN PERSONAL.

Jane Eyre es una que huérfana ha quedado al cuidado de la señora Reed, su tía (política), una mujer que la odia y la maltrata. Tras ser humillada por su tía y su primo en numerosas ocasiones acabará en una escuela para huérfanas donde las condiciones de vida son penosas. Allí vivirá algo que la marcará para siempre. A los dieciocho años se convierte en institutriz y consigue trabajo en el hogar de Edward Rochester como institutriz de la pequeña Adéle.

Antes de leer el libro, vi la película y al leer la novela me di cuenta, sorpresivamente y encantada, que los actores y actrices habían sido elegidos magníficamente y hicieron un trabajo excelente en el film.

Charlote Brontë crea una historia con personajes complejos y dotados de gran realismo. La imperfección del señor Rochester y la propia Jane hace que la historia sea más creíble. La novela deja entrever una crítica a la sociedad del momento donde la mujer era meramente figurativa y su destino estaba en casa limpiando y cuidando a los hijos.

La crítica de la época (compuesta exclusivamente por hombres) llegó a afirmar que hubiera sido una novela brillante si la hubiera escrito y protagonizado un hombre, pero, sin embargo, era una obra abominable porque había sido escrita por una mujer.


SOBRE LA AUTORA.

Charlotte Brontë (21 de abril de 1816 - 31 de marzo de 1855) fue una novelista inglesa. Junto a sus hermanas Emily y Anne son conocidas como las hermanas Brontë por la grandeza de sus obras literarias.

@monicasmenero

Egoísmo encubierto.

Hoy no pretendo relataros nada, hoy pretendo criticar el egoísmo. ¿No habéis visto nunca en las noticias que encuentran X toneladas de ropa falsificada y que la queman? Me parece una medida bastante injusta.

Por una parte, entiendo la situación del diseñador o diseñadora que ha tenido que trabajar muy duro para conseguir un diseño original y debe sentirse enfadado e indignado por como han usado su diseño. Es como decir: "Trabajo yo, pero se lleva el dinero otro." Obviamente no es justo y deben denunciar ante las evidencias de falsificación. Hasta aquí supongo que estaremos de acuerdo.

Está claro que no hay que dejar que te estafen, porque los falsificadores te cobran por una prenda que no es de marca como si en realidad lo fuera. Ahora viene lo que yo me he preguntado siempre ¿Por qué queman la ropa falsa? Es cierto que no hay que permitir que se haga negocio con ese tipo de prendas, pero de ahí a quemarlas. Siempre he pensado que en lugar de quemarlas, podrían ser usadas de una forma mejor. ¿Por qué no se envía a los países subdesarrollados, a los países donde mueren de hambre? Ya que no consiguen salir de la pobreza extrema, al menos, conseguir que no vayan desnudos por falta de ropa, ni pasen frío. Creo que lo que menos les va a importar a esa gente es si una camiseta es de esta marca o un pantalón de aquella otra.

En estas acciones que podrían llevarse a cabo pero no se llevan es donde veo yo el egoísmo encubierto. Egoísmo encubierto con excusas.




@monicasmenero

20 de julio de 2014

El microrrelato de la semana: Semana 2

Continuamos con nuestro particular concurso de microrrelatos. Si accedéis a la pestaña 'El microrrelato de la semana', podréis comprobar que hemos actualizado el formulario de envío de microrrelatos. De este modo, se podrán enviar tanto los microrrelatos como las imágenes en un mismo mensaje. Cabe recordar que el día 1 de cada mes, se abrirá una encuesta en la que los lectores podréis elegir cuál de todos los microrrelatos publicados es el mejor de cada mes. Dicho esto, pasamos a desvelar el microrrelato ganador de esta semana...

"El cirio del 28" por Hest Fernández

Cuando todo el mundo dormía, ellos dos decidieron seguir andando. Tal vez porque eran conscientes de que disponían de pocas horas, o simplemente fue el destino el que lo quiso así, porque aquella sería la única noche. Única e irrepetible.

Anduvieron toda la noche, la necesitaron toda, porque llevaban mucho tiempo sin verse, porque habían pasado miles de cosas, y porque a él de repente se le ocurrió una forma muy simple y poco común para quitar la tristeza de sus rostros causada por los duros golpes que les había dado la vida en los últimos meses..

La logró quitar de un modo al que nadie se le hubiese ocurrido hacerlo. Aunque necesitara para ello toda la noche.
Se paró allí, en un callejón, en el callejón de los cirios, cirios que miles de personas van depositando al largo del día para pedir por ellos mismos, por sus familiares, por sus amigos, por un milagro, por una curación, por los estudios... quien sabe porque.

Él tampoco lo sabía, pero aquella noche los descubrió a todos.
Descubrió cada cirio, uno por uno. Y descubrió la historia que hay detrás de cada uno de ellos.
Habían miles de cirios, grandes, pequeños, delgados, otros tantos menos gruesos. Unos rectos, otros torcidos, algunos apagados, otros encendidos.

De los apagados dedujo que habían llegado a su fin. Y que los encendidos aun esperaban algo en esta vida.
Luego quedaban los que se habían consumido al tocar el fondo. Al contemplar estos vieron que a su alrededor quedaba toda la cera que a la que sin querer poco a poco el mismo cirio habían ido dando forma. Pues ese cirio aunque se había consumido ya, le quedaba su cera, su fruto. El fruto que había dado en vida, cuando estaba encendido.

El joven decía que los que tenían cera a su alrededor eran aquellos que tenían una familia a su alrededor y que les querían por todo lo desempeñado en vida, cuando estaban encendidos. Y que aun apagado seguían a su lado y nunca le dejarían.
Luego habían otros pocos con cera caída, torcidos, lateralmente despegados. Estos, mostraban completamente que no habían tenido un bonito fin, y probablemente, escasez de amor, de cariño y afecto en sus vidas.

Y aunque en un principio, antes de encenderse son todos iguales, una vez allí, juntos, encendidos, ves cómo cada cirio es diferente al otro, como cada uno va a un ritmo, como cada uno se consume de una forma diferente. Como cada cirio refleja la vida de uno mismo, y de aquel que está a nuestro alrededor.
Antes de terminar la noche, la chica encendió uno, y aunque no pudo ver su evolución, da por seguro de que aquel se consumió plenamente y con felicidad hasta el fin.

Pues su cirio formó parte de aquella noche tan mágica, única, especial. Que como una vela empezó a las tres de la mañana y termino a las seis, cuando se le acabo la cera, cuando la luna vieja se marchó para darle paso al sol y con ella se lo llevo todo. Absolutamente todo. Hasta la tristeza de su rostro por las penas del pasado. Y desde aquel mismo instante empezó una nueva etapa para ellos. Pues de nosotros depende que tipo de cirio queremos representar. Y ellos tenían algo muy claro. Querían ser un cirio grande, tan grande, que iluminara el mundo entero.

19 de julio de 2014

Pasado pisado


No debés mirar atrás, porque pueden aparecer monstruos de dentro del armario, de debajo de la cama o de detrás del sofá. Ya no por el susto que te puedes llevar, sino por lo que puedas encontrar.
Eso le pasó a Manuel, un chico de Torrevieja. Toda su vida había oído que le decían que no tuviera miedo, pues, los monstruos no existen. Lo que no sabían es que hay cosas peores que los monstruos.
Manu, vivía anclado en el pasado, en los recuerdos del ayer. Ya sabéis eso de que "Cualquier tiempo pasado fue mejor", él pensaba así.

Hasta que después de muchos golpes de la vida, entendió que no debía mirar atrás por que fijarse y obsesionarse con el pasado, sólo conseguía que se perdiera el presente y le quitara tiempo al futuro por algo que no iba a volver.
Manuel, finalmente, entendió el "Carpe diem" y decidió ponerlo en práctica. Dejó atrás el pasado y no volvió a girarse, disfrutó del presente y lo que es mejor dejó de robarle tiempo al futuro.
Sigue tu camino y no te preocupes por lo que ya pasó ni lo que pasará. Preocúpate de lo que está sucediendo y disfruta el momento.

¡Viva la imaginación!

Me gusta ver casas y monumentos antiguos y imaginarlos en todo su esplendor. Imaginar como eran los habitantes de cierto palacio y como se comportarían. ¿Quién visitaría a Federico el grande en San Souci? ¿O quién serviría en el Castillo de San Angelo? Supongo que en el primer palacio, sólo entrarían los allegados del rey. Y en el otro servirían muchos esclavos y esclavas. Un lugar tiene una o cien historias impregnadas en sus paredes, en su aire. Los menos escépticos igual ven el espíritu de algún habitante por el castillo. 

¿Te imaginas ir paseando por una casa victoriana y que te aparezca la difunta propietaria? A mi me daría mucho miedo, pero no obstante, me gustaría hablar con personajes ilustres y no tan ilustres de otras épocas. Hablar con Shakespeare o Jane Austen. Conversar sobre la luz con Edison o de la imprenta con Gutemberg. Hablar con una pareja de campesinos y que nos cuenten como viven (o vivían). Tenemos algo que no tienen los animales, las piedras o las flores y eso es nuestra imaginación. El ser humano es capaz de imaginar cosas de lo más retorcidas y fantásticas. Así que...¡Qué no falte la imaginación!
Advertencia: tener cuidado con brujas, vampiros, hechiceros y licantropos

PD: "Es importante recordar que todos tenemos magia denteo." -J.K Rowling

18 de julio de 2014

La lengua del diablo

La figura del diablo se suele asociar a aquellas acciones que se caracterizan por ser negativas o por obrar en contra del sentido común y de lo que una misma sociedad considera como 'buenos modales'.

Algo similar es lo que sucedió con la historia de Madelenne, una joven de pelo rojizo que vivía en la zona de Coímbra (Portugal). Durante su niñez mostró un comportamiento diferente al resto de las muchachas de su clase. Le gustaba estar sola. No quería que ningún otro individuo se le acercase por muy buena que fuese a ser su acción.

Pero cuando Madelenne creció, comenzó a hablar con las demás personas. Malmetía entre ellas tanto, hasta el punto que llegaba a romper amistades y conseguía que dos personas se convirtieran en auténticos enemigos.

Por ello, se ganó el mote de la lengua del diablo. Mote que se popularizó tanto que Madelenne empezó a odiar a todas las personas que vivían en su urbanización. Por las noches se dedicaba a ocupar las viviendas, esperando a sus víctimas para a posteriori, cortarles la lengua. Con esto, Madelenne conseguía que ninguno de ellos se volviera a burlar o la criticase por hacer lo que más le gustaba, estar sola.

Lo raro de esta historia es que no se sabe como acaba. Algunos piensan que fue internada en un psiquiátrico pero que no pudo sobrevivir. Otros piensan que al mirarse al espejo, la locura le hizo cortarse su propia lengua, por lo que tuvo que fallecer. Pero hay quien piensa que Madelenne vive en la urbanización como si nada de lo que paso hubiese ocurrido. Lo único que se sabe con certeza de esta historia, es que es rara donde las haya.

16 de julio de 2014

El enano que nunca creció

Pedro era un niño humilde, un pequeño jovenzuelo que a penas podía divertirse con el cantar de los pájaros y con las piedras que bordeaban el río de al lado de su casa.

Como toda persona, Pedro fue creciendo hasta el punto de cambiar sus intereses y formar su propia identidad. Aunque se dio cuenta de algo. El enano que veía año tras año, día tras día, a través de su ventana, siempre estaba igual.

Ese diminuto muñeco se había convertido en un pequeño confesor, en un punto fijo en el que Pedro concentraba sus problemas y recurría a él para encontrar soluciones. 

Pero llegó el día en el que Pedro tuvo que marcharse a Londres a presentar uno de los proyectos con el que posiblemente conseguiría convertirse en uno de los empresarios más reconocidos del mundo. 

Aunque había formado una familía en Londres y le habían reconocido la patente con la que podría sobrevivir hasta el último día de su vida, Pedro sentía que su vida estaba vacía, porque en ella faltaba aquel enano que nunca creció. 

Me quiere, no me quiere

Me quiere, no me quiere. Esas cinco palabras que han marcado una etapa en la vida de las personas. Poco a poco se iban quitando los pétalos de la flor para ver si la persona por la que sentíamos especial interés nos correspondería.

Es por ello que muchos no se atreven a dar el paso de todo lo que supone una relación sentimental por miedo a ser rechazados, por miedo a que la respuesta sea "no me quiere".

Cada pétalo es una nueva oportunidad de intentarlo porque si no se intenta, poco a poco la flor irá perdiendo sus pétalos y lo que podría haberse convertido en una bella flor, tan solo será el simple recuerdo de algo que pudo pasar pero nunca se intentó. 

14 de julio de 2014

Atrapada en el iris de su mirada




Levantas la cabeza, le miras y te pierdes en su mirada, se lo cuentas todo sin soltar palabra. Y te abraza fuerte, bien fuerte, casi cortando tu respiración. Y es que a veces nada te da mayor sensación de seguridad que un abrazo. Estar en los brazos de quien te quiere, creer que nada malo puede suceder, dejar que dure lo máximo posible.
-Como una vez dijo Bob Marley "Tu y yo no somos perfectos y nunca lo seremos." Ahí creo que está la magia del amor, aún conociéndonos y sabiendo nuestros defectos nos enamoramos. Cuando me sonríes tiernamente o me besas en la frente. Cuando me abrazas y me das esa seguridad que sólo tu sabes dar, te quiero más. - se lo digo y me sonrojó. Su respuesta es instantánea, me vuelve a abrazar y me besa en la cabeza y con ese gesto tan simple, soy feliz.

 Porque el amor no entiende de edad, raza o religión. El amor va más allá en el corazón. La RAE definiría un beso como "acción y efecto de besar" y un abrazo como "acción o efecto de abrazar." Pero un beso no puede describirse con palabras llanas. Hay muchos tipos de besos, diferente de quién lo da y quién lo recibe, de quién lo roba y a quién se lo roban. Porque un beso es una muestra de infinito cariño. No importa que sea tierno, dulce, pasional, peligroso, tentador...porque al fin y al cabo no sientes el beso sino quién te lo da. No puede describirse lo que se siente en un abrazo inesperado o un beso en la sien, hace  que te brillen los ojos y que sonrías sintiendo tu corazón a punto de estallar.



13 de julio de 2014

El microrrelato de la semana: Semana 1

Empezamos nuestro particular concurso de microrrelatos. Como bien podéis leer en la pestaña "El microrrelato de la semana", nuestros lectores pueden enviarnos a través de un formulario su microrrelato. Es importante que introduzcan su dirección de correo electrónico, porque en el caso de resultar ganador/a, se le solicitará (a través de ese correo electrónico) la imagen que ilustre dicho microrrelato. Con todo esto, podemos pasar a desvelar el microrrelato de esta semana...


"La hora deseada" por Mercé Batalla

Una niña de apenas once años, miraba ese reloj deseando que las horas no pasaran. Ella solo quería jugar y jugar pero esta diversión se terminaba a media noche, cuando las campanas giraban sin parar anunciando las doce. 
 
Esta niña al llegar a casa, se ponía el pijama sin rechistar, deseando esta vez, que las agujas del reloj corrieran hasta llegar a las once de la mañana; poder salir a la calle; correr; saltar y no parar de reír. 


El pasajero 93

Centenares de personas utilizan el avión como medio de transporte. Algunos lo hacen para desplazarse a su lugar de trabajo, otros para volver a ver a alguno de sus familiares que tanto añoraba, e incluso algunos lo utilizan como un medio para acceder a un sinfín de vivencias nuevas que descubrir.

Pero entre todas esas personas se encuentra nuestro protagonista, el pasajero 93. Lo primero que se nos viene a la cabeza, cuando pensamos en él, es que se trata de un simple número de butaca. Un número que puede indicar que se sienta por los últimos asientos del avión.

Pero nada de esto importa, sino su historia. El pasajero 93 no es de los que van buscando aventuras, ni de los que viaja para reencontrarse con sus seres queridos. Más bien lo contrario. Poco a poco, a medida que ve pasar el avión sobre las nubes, se da cuenta de que se aleja de su familia, de que se le viene un nuevo desafío al que debe hacer frente con todas sus energías.

El desafío es uno que posiblemente, todos nos hayamos planteado alguna vez: viajar al extranjero en busca de trabajo.

Cuando los problemas económicos afectan de lleno a una sociedad, todos sus miembros deben hacer el esfuerzo de encontrar soluciones. Por ello, el pasajero 93 no es un simple número, sino que es todas aquellas personas que viajan por conseguir empezar un nuevo camino, una nueva vida. 

La felicidad

¿Qué significa la felicidad para ti?

Felicidad es que te miren con amor o mirar con amor. Es hacer sonreír a alguien especial y acabar haciéndolo tú por el camino. Es saber compartir silencios, escuchar cuando haga falta y expresar las cosas cuando sobren los silencios. Es pensar en alguien y sonreír. Es abrazar a tu madre. Reír con tus amigas. Llorar de alegría. Un beso en la frente, que piensen en ti y se preocupen por ti.

Ser feliz es la suma de pequeños detalles, detalles que marcan la diferencia.

Encuentra lo bello

Al salir a la calle y observar el mundo, ¿qué es lo que le encuentras de bello? ¿Que qué encuentro bello?
Encuentro bello esa sonrisa que le sale a mi madre sin querer. Encuentro bello a esa pareja de enamorados que pasean de la mano con un brillo en los ojos. encuentro bello esas amistades que son de toda la vida, esos amigos que están para todo. Encuentro bello un simple detalle, por más pequeño que sea. encuentro bello esos abrazos a traición, esos besos en la frente a modo de despedida. Encuentro bello la risa inocente de los niños, el canto de los pájaros, el sonrojo de alguien tímido. Encuentro bello el arco-iris y el cielo estrellado. Encuentro bello...

10 de julio de 2014

La rotonda de la Báscula.



Esa rotonda debía guardar mil y un pensamientos, sobretodo los suyos. Día tras día era contemplada por gran cantidad de personas, pero él la miraba fijamente desde que el autobús se detenía hasta que reanudaba su rumbo. 


Era su momento de reflexión. Había días que la nostalgia lo abordaba y la miraba con añoranza. Otros en los que estaba muy alegre, la miraba como si fuera la octava maravilla del mundo.


Pero en verdad no era más que una simple rotonda, sin nada en especial, pero que por un momento le permitía deshacerse de sus pensamientos y relajarse.
@monicasmenero

La vida de Adela


 Todos nos hemos parado a pensar, en algún momento de nuestras vidas, si merecería la pena seguir luchando por alguna de las cosas que antes nos hacían sentir bien. En cambio, Adela era distinta a los demás. Ella no se preocupaba, ni lo más mínimo, en los problemas a los que tenía que enfrentarse. Su filosofía de vida era "Pa' que me voy a preocupar si lo único que hago es perder parte de mi tiempo". 

De este modo, Adela poco a poco consiguió hacer de los problemas de su vida, unas simples anécdotas que contar  a sus conocidos. Por ejemplo, un día se enteró que no había pasado las oposiciones que tanto tiempo había estado preparando, pero logró hacer de ese inconveniente, una nueva meta por la que luchar. Por lo que podemos decir que Adela empezó a ver la vida de color de rosa. 

9 de julio de 2014

¿Internet?


Esta es la historia de una familia usual, un matrimonio, un niño y un viejo anciano que vive pendiente de no tropezar con ningún juguete de su nieto para no volverse a romper la cadera.

Como en toda familia usual, todos los miembros comen juntos, por supuesto también en los días festivos.

Pues el relato de hoy ocurrió uno de esos días festivos, concretamente en el octogésimo-octavo aniversario del viejo. Una vez ya se había empachado de tarta de tiramisú, una de sus favoritas, llegaba el turno de los regalos.

El pobre viejo no esperaba nada, pero le sorprendieron cuando sacaron una caja envuelta con un papel azul que relucía más que los rayos del caluroso sol de aquel día.

Pero por si la sorpresa no fuera poca, descubrió que dentro de la caja había un ordenador. Si el hombre nunca había usado nada parecido, ¿qué uso le daría a semejante artilugio?. Por ello le preguntó a su nieto para que servía un ordenador; cuando le respondió que se podía utilizar para navegar por Internet, el viejo preguntó...

¿Internet?

8 de julio de 2014

El árbol de la vida


40 años separaban la vida de Fernando, de la de su nieto. 40 años hacía que el viejo herrero había plantado la primera semilla de toda su finca. Primera semilla que se convertiría , con el paso de los años, en un frondoso árbol resplandeciente de vida y dedicación. Pues un árbol puede crecer solo, pero solo si una persona le aporta su dedicación puede llegar a no perder la preciada vida. 

La naturaleza es bella...


Por la luz del sol que ofrece un tono cálido al día, el blanco de la luna que aparece en las noches más oscuras, el verde esperanza de los árboles, la brisa marina con aire nostálgico, el sonido del caudal del río cuando corre lleno. Detalles pequeños y naturales llenos de belleza.

@monicasmenero